Las rutas y caminos del sudeste cordobés están llenos de camiones, cosechadoras y tractores. Es que la semana pasada comenzó la cosecha de trigo y con muy buenos rindes, a pesar de que fue un ciclo con una alta presión de enfermedades y con muchos lotes complicados por las secuelas que dejaron las inundaciones.

En los campos cercanos a Monte Buey, el productor Joaquín Villavicencio trilló un campo de 140 hectáreas de trigo que dio 44 quintales por hectárea. “La verdad que arrancamos con los lotes más flojos y cosechamos más de 40 quintales. En los que están mejor, la expectativa es lograr rendimientos de 6.000 kilos”, le adelantó a Clarín Rural.

La cosecha triguera arrancó con altos rendimientos en la zona núcleo

La Bolsa de Comercio de Rosario estima que ya se cosechó más del 25% del trigo en la zona núcleo.

En esta región de Córdoba, el clima le jugó a favor al cultivo pero la inversión también fue muy importante. “En los ensayos tenemos medido que los lotes que no se fertilizaron adecuadamente dieron 3.000 quintales y también hubo pérdidas de hasta 10 quintales en los planteos que utilizaron mal los fungicidas”, precisó Villavicencio.

En esta misma zona, Carlos Martín Triunfetti, productor del CREA Posta Espinillos, también está sorprendido con los rindes. “En el monitor de rendimiento vemos hectáreas con 5.300 y 5.600 kilos, y la verdad es que esperábamos menos. Son trigos pesados, que quizás no tienen la mejor calidad panadera pero que vienen muy bien. Está claro que la fertilización hizo una enorme diferencia y también la aplicación de fungicidas”, coincidió. Es que con casos de roya amarilla y fusarium hubo productores que tuvieron que realizar hasta tres aplicaciones.

El último informe de la Guía Estratégica del Agro (GEA), de la Bolsa de Comercio de Rosario, destaca que con el 25% del trigo trillado en la región núcleo los rendimientos están oscilando entre los 43 y los 60 quintales.

La cosecha triguera arrancó con altos rendimientos en la zona núcleo

Los productores dicen que la roya amarilla fue la enfermedad más complicada de esta campaña.

“La cosecha avanza y las marcas siguen sorprendiendo. Aunque en algunos lugares hay problemas de calidad, los primeros resultados indicarían que los valores de proteína y gluten son mejores que los del año pasado”, señalan los técnicos de GEA.

En el sudeste de Entre Ríos, donde también comenzó la cosecha, la foto es diferente. “Cuando le preguntás a los productores cómo viene la trilla dicen: de calidad bien, pero los rindes están por debajo de los promedios”, advirtió el asesor Rolf Müller, que tiene su base en Gualeguaychú.

Los rendimientos van de los 20 a los 30 quintales por hectárea, cuando la media histórica en la zona es de 35 quintales, pero hay picos de 40 quintales cerca de Victoria. “No es un problema de inversión tecnológica, que fue la adecuada, sino de la combinación de problemas climáticos”, aseguró Müller.

 

Fuente: Clarin

 

Noticias Relacionadas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

borrar formularioEnviar