Un informe analiza el comportamiento en las últimas campañas y propone una estrategia de acción.

Un informe de la consultora Lares analiza por qué en las últimas campañas hubo una colonización más temprana de los cultivos por las chinches y propone como estrategia el uso de Umbrales de Acción Acumulados antes los históricos Umbrales de Acción.

“Para generar la toma de decisión agronómica para el control de chinches, históricamente se usaron los Umbrales de Acción (UDA). Los mismos relacionan una cierta cantidad de chinches con un estado fenológico del cultivo. Los valores del UDA más bajos son en R3 (vaina de 5 mm en alguno de los cuatro nudos superiores) y, los más altos, en R7 (una vaina de color de madurez en cualquier lado del tallo principal)”, recuerdan los técnicos de Lares. “Cuando se realiza una revisión de datos de campañas pasadas se puede evidenciar que el 98% de las aplicaciones de insecticidas para chinche se realizaron en R5.2”, agregan.

En este contexto, sostienen que la situación que se está registrando en las últimas tres campañas agrícolas es una colonización más temprana de los cultivos. En la campaña 14/15 el 15% de los lotes fueron pulverizados en R3 y en la campaña 15/16, el 30%. No se registra un aumento en los valores absolutos de chinches, sino una entrada más temprana en los lotes. Esta dinámica que se está presentado genera conflictos para el manejo de las plagas, como por ejemplo:

Elevadas cantidades de chinches en momentos fenológicos en los cuales no existen UDA, como puede ser en los estados vegetativos o R1 (una flor abierta en cualquier parte del tallo principal) o R2 (una flor abierta en alguno de los dos nudos superiores). Al no tener un control natural contundente, los cultivos llegan a R3 con cantidades de chinches muy superiores a los UDA propuestos.

Incremento en el número de aplicaciones de insecticidas. Lograr persistencia en el control de hemípteros es más difícil que en el control de lepidópteros. Las chinches pueden migrar rápidamente desde una bordura y colonizar el cultivo. Esta acción la generan individuos adultos los cuales se alimentan de granos y generan importantes daños al cultivo, a pesar de que este podría estar pulverizado con insecticidas.

“Desde Lares SRL hace años se viene trabajando en busca de dar respuesta a estos interrogantes o generar estrategias de manejo con el objetivo de disminuir los efectos adversos de la dinámica de esta plaga. Es así que se comienza a trabajar en el uso de Umbrales de Acción Acumulados para la toma de decisión agronómica. En una primera etapa fueron utilizados en soja semilla y hoy en día los estamos utilizando en soja consumo”, explican.

¿Cómo se utilizan los Umbrales de Acción Acumulados? En la siguiente tabla se muestra un ejemplo muy común que podría pasar en cualquier lote. La tabla tiene una columna con el estado fenológico del cultivo, el UDA por metro lineal de chinches para una siembra 52 cm, los valores de monitoreo arrojados en cada visita, el porcentaje del UDA que se cumplió en cada visita y la última columna la sumatoria de los porcentajes acumulados en cada visita.

“Si se observa la foto instantánea del día 26 de febrero, el lote no estaría para aplicar. Ahora, si se tienen en cuenta los últimos 15 días en los cuales se realizaron visitas, se puede observar que se acumuló el 121 % de UDA acumulado. De esta forma, según la logística del productor, se podría haber sugerido con el 83% del UDA cumplido el 19 de febrero o con el 121% UDA“, indican. Para los técnicos, las ventajas del uso de estos UDA Acumulados son las siguientes:

Si se compara el método de UDA tradicional vs UDA Acumulados, la aplicación se estaría realizando unos 12 a 15 días antes.

En los lotes sugeridos aplicar con poblaciones iniciales bajas, al mejor la eficiencias de control, se observa una mejor performance de los insecticidas que ofrece el mercado.

Suponiendo que los valores absolutos de chinches registrados en cada visita no son los correctos, pueden ser que estén subestimados o sobrestimados, pero si se observa al 26 de febrero, hacía 15 días que registraban individuos de chinche, por lo que se puede concluir que había comenzado el proceso de colonización del lote.

Una situación muy común es lo que se muestra en la tabla, entre la visita del 26 de febrero y 10 de marzo. La plaga no alcanzaba nunca el UDA y de una visita a otra pasa de 0.3 por metro a 1 por metro en un estado fenológico avanzado y genera dudas para la toma de decisión. Al utilizar el UDA Acumulado no se observan estos saltos en estado fenológicos avanzados y mejora la calidad de semilla a cosecha.

Se debe pensar que en las aplicaciones tempranas de chinche no solo se protege el rendimiento del cultivo, sino que también se actúa sobre la dinámica de la plaga. Aplicar en R3 provoca que baje la población inicial y llegue a un R5.2 con menor número de individuos, por lo que es factible obtener mejores resultados de control.

“En muchos casos se puede pensar que aplicar el UDA Acumula puede llevar a tener un mayor número de aplicaciones de insecticidas. Se puede concluir que un lote que es colonizado en R2 a R3 es un lote problemático y que es alta la probabilidad de tener más de una aplicación por chinches. No se debe dudar en su aplicación. En cambio, un lote que comienza a ser colonizado en R5.1/2 puede suceder que al acumular las chinches se termine el ciclo del cultivo y no requiera pulverización. Por lo tanto, es muy importante el monitoreo semanal, el conocimiento del desarrollo y creciente del cultivar, la dinámica de la plagas y la logística del productor”, concluyen.

Fuente: Revista Chacra

Noticias Relacionadas